miércoles, 27 de octubre de 2010

Inmadurez al cuadrado.


- Te crees demasiado para lo poco que eres, juraría que si alguna vez alguien te ha valorado he sido yo cuando la gente me llamaba ciega.
- Y tú eres una zorra que tiende a confundir lo que en mi mente parecía seguro - afirmó él con una media sonrisa dibujada en su rostro.
- Si me hubieses pillado en el momento en el que sólo veía a través de tus mensajes incluso me hubiese reído.
- Sabes que siempre has sido especial para mí.
-Sí, lo sé, en tu vida me he considerado tan imprescindible como Sara, Raquel, Claudia, la chica de la playa, la del campamento, o aquella del videoclub que se moría por una sonrisa de
esas que tú sólo sabes poner.
- Ojalá tú significases lo poco que significaron ellas para no encontrarnos de nuevo en una situación que ya se hace repetitiva en la que cuestionas si mis te quieros valen tan poco como solían hacerlo 3 años. Tres años en los que en mi vida no había rastro de esos ojos verdes que me están escaneando para encontrar un mínimo rastro de mentira en mis palabras.




6 comentarios:

  1. Me gusta.
    Mi blog es: http://sonrisasquesabenamargas.blogspot.com/
    :)

    ResponderEliminar
  2. bonita entrada,de verdad :D
    Te sigoo
    un besazoo xxx

    ResponderEliminar
  3. Después de tanto tiempo tiene qe por lo menos haber algo de verdad.
    Me encanta!♥

    unbesitto!=)

    ResponderEliminar

clever lines unread on clever napkins