domingo, 28 de noviembre de 2010

Bienvenida de nuevo, incertidumbre.

Siempre me he preguntado por la satisfacción y no específicamente por su término, sino más bien por mi encuentro con ella. Querría saber si consiste en una sensación de conformismo o de plenitud, o si un simple gesto podría encaminarme hacia ella.
Cuando me sonríes, ¿es satisfacción lo que siento? o por el contrario, ¿sería inconformismo comparado con la aspiración a una satisfacción más alta como la de tenerte en la cama a mi lado como si ambos fuésemos uno?
Todas las noches mi almohada es testigo de preguntas retóricas a cerca de ti y tus sensaciones. El qué recorre por tu cuerpo cuando rozo suavemente tu brazo y, como no, ese momento exacto en el que tus mejillas se preparan para el encuentro con las mías, o, incluso, el si tú ansías verme tanto como yo me impaciento por hacerlo.
Cuando creo que la respuesta está a punto de aparecer, el único que me contesta fiel, noche tras noche, es el tick-tack del reloj.

8 comentarios:

  1. extrañaba leerte!!

    me encanto el texto,
    un beso!

    ResponderEliminar
  2. Satisfaccion, una palabra demasiado dificil de encontrar en la vida cotidiana, pero lo conseguiras.

    Gracias por pasar por mi blog y genial el tuyo ya lo sabes, un abrazo y espero que en tu busqueda de la satisfaccion la consigas encontrar con alguna cosa sencilla de la vida, un abrazo enorme y a sonreir!!!

    ResponderEliminar
  3. que ternura esa foto y me encanta la del tituloooo ♥ y lo que escribis es muy lindo. u nbeso !

    ResponderEliminar
  4. actualiza yaa otra vezzz !! hahaha :)

    ResponderEliminar

clever lines unread on clever napkins